Aborto por Cirugía

Aborto Mediante Aspiración en el Primer Trimestre (De 5 a 14 semanas luego del último período menstrual (LMP, por sus siglas en inglés)

A menudo promovido como el método más rápido de aborto, un embrión o feto puede ser removido del útero de la paciente en tan sólo 15 minutos en un aborto por aspiración en el primer trimestre (primeras 12 semanas).

Aunque el procedimiento en sí no toma mucho tiempo, las pacientes que están más avanzadas en ese primer trimestre deben estar dilatadas varias horas, y a veces un día antes. A algunas pacientes se les administra una dosis de misoprostol, que se utiliza en abortos inducidos por medicamentos, para ablandar el cuello del útero antes de practicar el aborto.

En el procedimiento en sí, quien realiza el aborto introduce un tubo de plástico llamado “cánula” a través del cuello uterino y en el útero de la paciente. Una vez que está en el interior del cuello del útero, la cánula utiliza la succión para extraer el embrión o el feto fuera del útero de la paciente.

Un aborto por aspiración en estadio temprano (de 5 a 9 semanas) se puede hacer usando una jeringa de mano. Para realizar un aborto por aspiración dentro de las 10 a las 14 semanas a menudo se requiere utilizar una bomba operada mecánicamente.

La succión también vacía la placenta del útero de la paciente, y el prestador puede reducir el riesgo de infección y complicaciones asegurándose de no dejar tejido o partes del cuerpo fetal dentro del útero.

En su mayor parte, los abortos por aspiración de primer trimestre sólo requieren anestesia local, aunque en algunos casos es necesaria la anestesia general.

Aunque la mayoría de los estados requieren que los abortos por aspiración sean realizados por médicos con licencia, la nueva legislación de California permite que las enfermeras registradas, las parteras y los asistentes médicos comiencen a realizar el procedimiento.

Algunas mujeres tienen un aborto por aspiración en el primer trimestre para terminar un aborto por medicamentos fallido. Algunos abortos por aspiración en el primer trimestre también fallan, lo cual requiere un procedimiento de dilatación y raspaje para completar el aborto.

Mereces saber toda la verdad acerca del aborto, el desarrollo fetal y la salud materna. Haz clic aquí  para abrir un chat en vivo y obtener más información. Puedes también enviar un mensaje de texto con la palabra HELPLINE al 313131 o llamar a la Línea de Option al 1-800-712-4357.

Dilatación y Evacuación (D&E)

Dilatación y evacuación (D y E) es un método que quien realiza el aborto utiliza durante las segundas 12 semanas (segundo trimestre) de un embarazo. Un D y E utiliza una combinación de aspiración al vacío, Dilatación y Raspaje (D y C, por sus siglas en inglés), y fórceps para extraer el feto del útero de la paciente.

Un procedimiento similar conocido como D y E intacto se utiliza para poner fin a los embarazos en las últimas 12 semanas (tercer trimestre).

En un aborto mediante D y E, quien lo practica primero localiza el feto mediante una ecografía, y luego determina si se debe utilizar aspiración al vacío o un procedimiento de D y C  para extraer el feto del útero de la paciente. La decisión se basa en el tamaño y el nivel de desarrollo de feto de la paciente.

Recuerda, tú como paciente tienes el derecho legal de cambiar de opinión acerca de tu decisión sobre el aborto en cualquier momento antes del procedimiento en sí. Para saber más sobre tus derechos legales respecto a esta decisión, chatea con nosotros aquí, envía HELPLINE por mensaje de texto al 313131, o llámanos al 1-800-712-4357.

También es tu elección decidir si quien realiza el aborto procede o no a inducir la muerte fetal antes de comenzar el procedimiento de D y E. La muerte fetal inducida significa que se inyecta en el corazón del feto una dosis letal de un producto químico como cloruro de potasio antes del procedimiento de aborto en sí mismo. Este método se utiliza en abortos con inducción de parto.

Si la paciente está de 16 semanas o menos en su embarazo, la opción más común para quien realiza el procedimiento es la aspiración al vacío, donde se extrae el feto del útero de la paciente utilizando la succión.

Si el feto tiene más de 16 semanas, o es ligeramente mayor tamaño medio, el proveedor puede optar por hacer un D y C, utilizando un instrumento de raspado para separar el feto del útero de la paciente.

Un D & E intacto puede requerir que quien lo realice deba aplastar el cráneo del feto para retirar el cuerpo del útero de la paciente. Para hacer esto, el profesional utiliza fórceps a fin de hacer una abertura en la base del cráneo, y luego utiliza la succión para sacar el contenido del cráneo, causando que el cráneo colapse en el proceso.

En un D y C, el profesional continúa su procedimiento inicial introduciendo fórceps a través de la vagina y el cuello uterino de la paciente, hasta su útero. Usando un ecógrafo para localizar el feto, el proveedor utiliza los fórceps para tirar el feto hacia afuera del útero pieza por pieza.

El médico realiza un seguimiento de las partes fetales que se han retirado de manera que no quede ninguna adentro, lo que podría causar una infección. Por último, se utiliza un instrumento de raspaje y/o succión para retirar cualquier tejido o coágulo de sangre restantes y asegurar que el útero esté vacío.

Al menos un día antes de que se lleve a cabo el aborto, la cérvix de la paciente se dilata con Misoprostol o una herramienta de dilatación llamada “laminaria” para permitir al profesional la introducción de los instrumentos necesarios para extraer el feto.

Si estás buscando más información para tomar esta decisión, por favor chatea con nosotros aquí, envía HELPLINE por mensaje de texto al 313131, envíanos un correo electrónico, o llámanos al 1-800-712-4357. Mereces tener toda la información y el apoyo que necesitas para protegerte durante un embarazo no deseado.

Aborto con Inducción de parto (Segundo y Tercer Trimestre)

Aunque es mucho menos común que las mujeres elijan abortar mediante inducción de parto, algunas mujeres abortan con este procedimiento durante el segundo o tercer trimestre del embarazo.

Este procedimiento de aborto termina un embarazo primero causando la muerte del feto mediante una inyección química, luego dando a luz al feto, lo cual puede demorar de 10 a 24 horas en una sala de parto del hospital.

El primer paso en el proceso es lo que los médicos de aborto definen como “muerte fetal.” El médico inyecta una dosis letal de cloruro de potasio directamente en el corazón del feto con una aguja de calibre 25, causando la muerte fetal. Luego se induce el trabajo de parto en la paciente y se da a luz el feto muerto.

El Misoprostol, que también se utiliza para inducir el parto en un aborto temprano por medicamentos, se administra en ese momento para provocar el parto. La mifepristona, también utilizada en un aborto temprano por medicamentos, a veces se administra como parte del proceso de un aborto con inducción de parto.

La mifepristona provoca que el saco amniótico (que contiene al feto, la placenta y los tejidos relacionados con el embarazo) se desprenda del útero, lo que resulta en la muerte fetal. Entonces se administra Misoprostol para inducir el parto y dar a luz al feto, la placenta y demás tejidos relacionados con el embarazo.

Más del 40% de las mujeres que abortan utilizando la inducción de trabajo de parto lo hacen debido a que su feto ha sido diagnosticado con una anomalía fetal. Si te estás enfrentando a esta situación, tienes tres opciones legales: aborto, maternidad, o la adopción.

Para obtener más información sobre estas opciones, envía HELPLINE por mensaje de texto al 313131, chatea en vivo, envíanos un correo electrónico, o llámanos a la línea de Option al 1-800-712-4357.